Algo más de 25 millones de españoles acudieron al dentista en 2014. Es decir, el 60%  fue al dentista, el doble que hace diez años –entonces sólo fue el 33%–; aunque de otro modo, el 40% no pisó una clínica odontológica el año pasado. Son datos de un estudio elaborado por el Instituto de Investigación de Mercados Key-Stone, en colaboración con la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) sobre una muestra representativa del total nacional formada por 1000 familias.

El 70% de las familias que no visitaron al dentista en el último año afirma no tener necesidad de hacerlo.

 

El 16% no va al dentista por falta de tiempo o miedoA pesar del incremento de las visitas al dentista en los últimos diez años, los datos revelan que casi el 70% de las familias que no lo hicieron, afirma no tener necesidad de hacerlo. Por otro lado, tan sólo un 14% de quienes no visitaron al dentista declara prescindir de estos servicios por problemas económicos. El 16% restante asegura no acudir al dentista por motivos transitorios, como la falta de tiempo, o incluso el miedo. Para las personas que acudieron al dentista, la clínica dental tradicional sigue siendo un punto de referencia, ya que un 80% de los pacientes españoles se decanta por su “dentista de toda la vida”, mientras que el 15% muestra su preferencia por el centro de su compañía aseguradora, en clínicas concertadas o incluso en una cadena o franquicia dental.

La media del gasto por persona en servicios dentales en 2014 fue de 376 euros.

 

En cuanto al desembolso económico efectuado por las familias, un 45% invirtió más de 200 euros para costear servicios odontológicos durante el pasado año. La media del gasto  por familia en servicios dentales ha sido de 897 euros y la de cada ciudadano de unos 376 euros. Esta cantidad se mantiene prácticamente invariable una década después, puesto que en 2003 era de 315 euros. La media del gasto por persona en 2014 fue de 376 eurosNo obstante, esta cifra presenta variaciones importantes en función del canal escogido; así, el gasto asciende a 900 euros cuando el paciente visita una clínica afiliada a cadenas o franquicias odontológicas, lo cual indica que parece ser la preferida para las prestaciones más costosas. Según Roberto Rosso, presidente del instituto Key-Stone se observa una especie de “popularización” de la odontología, debida no sólo a precios más asequibles, sino también a una mayor accesibilidad de las clínicas odontológicas, que gracias a sus nuevos emplazamientos a pie de calle y sus campañas de comunicación, junto con el indudable aumento del número de centros, recorta distancias con la ciudadanía.

El 80% se decantó por su “dentista de toda la vida” y un 15% por el centro de su compañía aseguradora.

Fuente: 20 minutos. http://www.20minutos.es/noticia/2457718/0/40-espanoles/no-fue-dentista/2014/

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.