A nadie le gusta ir al dentista. Normalmente, suele evitarse hasta que es irremediable, con lo que el tratamiento, en la mayoría de los casos es tan molesto como costoso. Sin embargo, es necesario. El problema surge cuando hay que elegir a qué consulta acudir y cómo saber que el dentista que nos tratará es el indicado para tratar nuestro problema.

Cuidar la salud bucodental es imprescindible, pero elegir un buen dentista no es una tarea sencilla. Falsos odontólogos, ofertas a precios irrisorios y malos diagnósticos pueden provocar graves problemas al paciente.

Conocer ciertas claves sobre lo que debes esperar en el transcurso de la consulta pueden ayudar a que la experiencia en el dentista resulte lo más satisfactoria posible.

Expertos del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM) han elaborado para La Buena Vida una lista de 10 consejos a tener en cuenta tanto en la elección como en el desarrollo del tratamiento que precise cada paciente.

Estas son sus recomendaciones:

1. La colegiación es obligatoria, por eso si se lo solicitas a tu dentista, debe facilitarte su número de colegiado. Hay personas que se hacen pasar por dentistas y, sin embargo, no tienen ni la titulación, ni la formación adecuadas para ejercer. Saber su número te permite comprobar que está titulado y ejerce de manera oficial.

2. Exige que sea un dentista quien diagnostique tu patología oral. El dentista es la única persona cualificada para establecer un diagnóstico y prescribir un tratamiento.

3. Desconfía de los precios excesivamente bajos porque pueden encubrir un deterioro en la calidad asistencial. El instrumental y material utilizado en Odontología es deavanzada tecnología y tiene un coste elevado. Los precios excesivamente bajos pueden implicar que no se está utilizando material adecuado.

4. Exige que sea un dentista y no un comercial el que te explique personalmente el tratamiento que van a hacerte desde el principio, así como su duración y las pruebas necesarias. Existe el riesgo de que en algunas consultas te vayan aconsejando cada vez realizar nuevos tratamientos y provocar así un sobretratamiento y por tanto, un gasto innecesario.

5. Exige que sea un dentista el que manipule personalmente las prótesis dentales en tu boca. Aunque hay otros profesionales implicados en tu tratamiento, hay determinadas prácticas que solamente puede realizar el dentista.

6. Es importante que tu dentista te ofrezca un trato amable y cercano, y que veas en él a alguien en quien puedes depositar tu confianza y tu salud bucodental.El trato con el paciente es un aspecto fundamental en la atención bucodental, así que no dudes en preguntar e informar a tu dentista de tus dudas o temores.

7. Exige unas medidas de higiene y esterilización básicas, no permitas que tu salud oral se trate en ínfimas condiciones. Existen unas normas de higiene obligatorias, su incumplimiento puede ocasionar problemas graves para tu salud.

8. Lo normal es que el responsable de tu tratamiento sea siempre el mismo dentista, si no es así, puedes pedir que lo sea. En algunos casos, el cambio constante del profesional que te atiende puede suponer que no hay un equipo fijo y coordinado, una peor atención e incluso un fraude profesional.

9. No te dejes influenciar por la publicidad y las promesas de tratamientos gratuitos. Con seguridad los terminarás pagando. En muchas ocasiones existen prácticas depublicidad engañosa, por eso debes exigir que te expliquen todas las condiciones del tratamiento o servicio antes de realizarlo.

10. No creas en los tratamientos garantizados de por vida, ni tus propios dientes cuentan con esa garantía. No es posible garantizar un tratamiento para siempre, por eso también es importante acudir a una revisión al menos una vez al año.

Consulta del dentista.

Fuente: El confidencial. http://www.elconfidencialdigital.com/la_buena_vida/cuidate/consejos-lograr-visita-dentista-exito_0_2480751914.html

 

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.